Bienvenido al blog de 4Doctors

Un espacio donde compartir de la mano de nuestros expertos médicos

Blog, Cardiología
¿Debemos incorporar a nuestra práctica clínica el score calcio para determinar riesgo coronario?
28/08/2017
Dr. Miguel Ángel García Fernández
Director médico-científico de Cardiología
Especialista en imagen cardiaca

Siendo la enfermedad coronaria la primera causa de muerte en el mundo occidental, es lógico que desde hace años se haya tratado de conseguir una prevención primaria mediante el uso distintos algoritmos que permitan seleccionar los casos con alto de riesgo de padecer la misma. Así surgen muy diversas escalas de riesgo como la Framingham, Euroescore, Regicor, Score, etc.  que mediante la identificación y puntuación de los factores individuales de riego (Tabaco, HTA, diabetes, colesterol y o historia familiar) estratifican a los pacientes de una manera simple en un nivel bajo, intermedio y alto de padecer enfermedad coronaria en los próximos años. Sin embargo, todos los clínicos conocemos el pobre valor de los factores de riesgo en la discriminación de los pacientes. Recordemos que, en el registro americano de infarto de miocardio, más del 30% de los casos tenían sólo un factor de riesgo y casi el 70% sólo dos factores de riesgo.

Si tratamos de buscar un nuevo marcador, que venga a completar o ayudar a reclasificar a nuestros pacientes, debemos encontrar uno que cumpla una serie de normas básicas como son que sea simple de realizar, sin riesgos para el paciente, con una gran potencia pronóstica y que nos permita reclasificar los escores clásicos e introducir, por tanto, modificaciones en la terapia del enfermo. Sin duda, el marcador que ha recibido más atención y controversia en los últimos años es el Score calcio de Agatson con CT cardiaco. Este test reúne las condiciones ideales de ser muy simple, que no precisa contraste, que radia muy poco y ha demostrado ser muy potentemente reproducible. Hay muchísima información en la literatura y muy reciente, que nos muestra que el calcio es un fuerte predictor de eventos, así un score calcio de cero implica una muy baja probabilidad de desarrollar un evento coronario, entre 1-100 una baja posibilidad, entre 191 y 400 probabilidad de riesgo intermedio y por encima de 400 riesgo elevado. Lo que es aún más importante es que el score calcio muestra una potencia predictiva superior a otros índices como el grosor íntima-media, el índice tobillo brazo o los factores de riesgo clásico. Por otra parte, un score calcio de cero define un grupo de pacientes que independientemente de los otros factores tiene unas tasas anualizadas de muerte coronaria muy baja, siendo por tanto un potente reclasificador.

Numerosos trabajos confirman que la utilización del cálculo del Score calcio permite fundamentalmente reclasificar casi al 20 % de los pacientes, siendo el más importante la reclasificación en el grupo siempre complejo, de riesgo intermedio. Es por esto por lo que las guías y consensos lo van incorporando como una recomendación de tipo IIa fundamentalmente en pacientes asintomáticos con riesgo de padecer enfermedad coronaria de tipo intermedio (10%-20%). Sin duda, el uso del calcio score para evaluar el riesgo es un buen exponente de la medicina personalizada que permite un mejor uso de los recursos sanitarios y utilizar o evitar terapias muy positivas o, por el contrario, innecesarias para el individuo.

Pon tu comentario

Los campos no pueden estar vacios