Noticias

Artículos más relevantes en imagen abdominal y general

Dr. Luis Martí Bonmatí · Imagen Médica · 15/03/17

Artículos más relevantes en imagen médica abdominal y general

Secretin-stimulated MR cholangiopancreatography: spectrum of findings in pancreatic diseases

Boraschi P, Donati F, Cervelli R, Pacciardi F. Secretin-stimulated MR cholangiopancreatography: spectrum of findings in pancreatic diseases. Insights Imaging. 2016;7(6):819-29.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5110475/

La Colangiopancreatografía por RM es una técnica que se ha desarrollado en las últimas dos décadas y que ha ido adquiriendo un papel fundamental en la identificación incruenta de la morfología de los conductos pancreáticos. Presenta una excelente correlación con la CPRE, reconocida como prueba de referencia, permitiendo además la evaluación del parénquima pancreático y tejidos de alrededor. En situaciones normales, la identificación del conducto pancreático en toda su extensión y de los conductos secundarios de pequeño tamaño es dificultosa. La secretina es una hormona que aumenta las secreciones exocrinas pancreáticas, por lo que su empleo en los estudios de RM-Colangiopancreatografía permite una mejor valoración morfológica de los conductos pancreáticos y también una valoración funcional de la reserva exocrina pancreática.

El artículo describe los aspectos técnicos para obtener imágenes anatómicas y funcionales de la mayor calidad, ilustrando sus aplicaciones clínicas. En la actualidad, la RM-Colangiografía con estímulo de secretina se emplea fundamentalmente en la identificación de variantes anatómicas (páncreas divisum, anomalías de la unión biliopancreática), la pancreatitis crónica (para valorar la capacidad de reserva exocrina del páncreas), las lesiones focales pancreáticas (para diferenciar las masas inflamatorias que suelen tener un conducto permeable en su interior de los carcinomas que amputan y destruyen los conductos pancreáticos en la lesión), las lesiones quísticas pancreáticas (para diferenciar los tumores intraductales productores de mucina de conducto secundario de los quistes benignos), la valoración postoperatoria (estudio de estenosis de la anastomosis pancreato-yeyunal y valoración de la reserva exocrina en casos de sospecha de rechazo en trasplante pancreático), en la elevación asintomática de lipasa y amilasa (ya que un porcentaje importante de estos pacientes presentan alteraciones morfológicas de los conductos o alteración funcional asociadas a cambios inflamatorios) y en el traumatismo pancreático (para valorar la integridad de los conductos).

Los autores concluyen que la RM-Colangiopancreatografía con secretina es una técnica morfológica y funcional que permite en múltiples escenarios clínicos una identificación precisa de la morfología de los conductos pancreáticos, tanto del principal como de las ramas secundarias, así como la valoración de la reserva funcional pancreática.

Accurate simultaneous quantification of liver steatosis and iron overload in diffuse liver diseases with MRI

França M, Alberich-Bayarri A, Martí-Bonmatí L, Oliveira P, Costa FE, Porto G, Vizcaíno JR, Sánchez-González J, Ribeiro E, Oliveira J, Pessegueiro-Miranda H. Accurate simultaneous quantification of liver steatosis and iron overload in diffuse liver diseases with MRI. Abdom Radiol. 2017. doi: 10.1007/s00261-017-1048-0.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28110367

En la práctica habitual, las enfermedades hepáticas difusas por depósito son consecuencia de un amplio espectro de alteraciones etiológicas cuyo hallazgo característico es el depósito hepático de grasa y/o hierro. Estas entidades tienen una relevancia actual muy alta dada su capacidad de inducir en el parénquima hepático cambios de inflamación, fibrosis y carcinogénesis. Aunque la biopsia percutánea es la técnica de referencia para la cuantificación de estos depósitos, esta técnica es invasiva, cara, no está exenta de posibles complicaciones y muestrea una pequeña parte del parénquima hepático, donde la enfermedad suele tener una distribución heterogénea.

La RM se emplea en la actualidad para la detección de grasa y hierro en el hígado, aunque su cuantificación no invasiva no está exenta de dificultades metodológicas y de fuentes de confusión, dado que se acepta que la presencia de grasa y hierro, con frecuencia concurrentes, puede interferir en el cálculo de los depósitos con las secuencias empleadas habitualmente. El objetivo de este estudio es valorar la capacidad diagnóstica de una secuencia de RM de 3T con una secuencia eco de gradiente con desplazamiento químico codificado y con múltiples ecos para la cuantificación simultánea de la esteatosis hepática y la sobrecarga de hierro en un amplio espectro de enfermedades hepáticas, teniendo como referencia el estudio histopatológico. Esta técnica permite calcular, controlando las principales variables de confusión, el porcentaje de grasa con densidad protónica y la concentración local de hierro por el ratio de relajación R2*.

El trabajo evalúa de forma prospectiva 109 pacientes, con enfermedad hepática difusa, en los que se calculó la fracción grasa y el contenido de hierro. En todos ellos se realizó una biopsia cercana al estudio de RM para correlacionar los resultados de los biomarcadores de imagen con los depósitos histológicos. Las medidas de fracción grasa calculadas con las correcciones adecuadas mostraron unas diferencias estadísticamente significativas entre los diferentes grados de esteatosis, no estando afectadas por la presencia de hierro, inflamación ni fibrosis. Se encontró una correlación muy alta entre la fracción grasa estimada por RM y el grado de esteatosis histológico. También se encontró una fuerte correlación positiva entre las medidas de hierro y los grados de siderosis, sin estar afectadas estas medidas por los diferentes grados de esteatosis, inflamación ni fibrosis.

Los autores concluyen que esta secuencia permite calcular simultáneamente y de forma incruenta la presencia y magnitud de la esteatosis hepática y la siderosis. Estas medidas tienen una alta precisión, a pesar de la existencia de inflamación o fibrosis asociadas, y pueden expresarse además como mapas de distribución espacial.

Mass-forming intrahepatic cholangiocarcinoma: enhancement patterns in the arterial phase of dynamic hepatic CT – correlation with clinicopathological findings

Fujita N, Asayama Y, Nishie A, Ishigami K, Ushijima Y, Takayama Y, Okamoto D, Moirta K, Shirabe K, Aishima S, Wang H, Oda Y, Honda H. Mass-forming intrahepatic cholangiocarcinoma: enhancement patterns in the arterial phase of dynamic hepatic CT – correlation with clinicopathological findings. Eur Radiol. 2017;27(2):498-506. doi: 10.1007/s00330-016-4386-3

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27165138

El colangiocarcinoma intrahepático es la segunda tumoración hepática primaria más frecuente, después del hepatocarcinoma. A pesar de los avances en su diagnóstico y tratamiento, se trata de un tumor con tasas de supervivencia todavía bajas. Las pruebas de imagen tienen un papel fundamental en su diagnóstico y estadificación inicial. La correlación que existe entre los patrones de realce en fase arterial observados tras la administración de un contraste intravenoso, su comportamiento biológico y pronóstico ya se había demostrado en otros trabajos. Los autores evalúan en la fase arterial de los estudios dinámicos con TC la relación entre los diferentes patrones de realce y los hallazgos clínico-patológicos en los colangiocarcinomas intrahepáticos perihiliares y periféricos.

Para ello, evalúan retrospectivamente 47 pacientes con presencia de masas tumorales por colangiocarcinomas intrahepáticos, excluyendo los tumores de crecimiento periductal e intraductal, todos ellos comprobados histológicamente. Según el patrón de realce observado, clasificaron las lesiones en tres grupos: tumores hipovasculares (13/47, 28%), masas hipervasculares (16/47,34%) y lesiones con realce periférico (18/47, 38%). Al comparar los hallazgos clínico-patológicos con estos patrones de realce, los autores observaron que los colangiocarcinomas perihiliares mostraron más frecuentemente, de forma significativa, un comportamiento hipovascular (8 de los 13 tumores perihiliares fueron hipovasculares, siendo los 5 tumores restantes periféricos). Además, las lesiones con patrón de realce hipovascular mostraron con una mayor frecuencia invasión linfática, afectación perineural y biliar, y una menor supervivencia libre de enfermedad que el resto de subtipos. Este patrón de realce hipovascular es un factor pronóstico negativo, tanto en el análisis univariante como multivariante.

Los autores concluyen que los colangiocarcinomas intrahepáticos con patrón de realce en las fases arteriales tras la administración de contraste de tipo hipovascular son con mayor frecuencia perihiliares, más agresivos y de peor pronóstico que los colangiocarcinomas que muestran otros comportamientos en los estudios dinámicos de TC. 

Interobserver reproducibility of the PI-RADS version 2 lexicon: a multicenter study of six experienced prostate radiologists

Rosenkrantz AB, Ginocchio LA, Cornfeld D, Froemming AT, Gupta RT, Turkbey B, Westphalen AC, Babb JS, Margolis DJ. Interobserver reproducibility of the PI-RADS Version 2 Lexicon: a multicenter study of six experienced prostate radiologists. Radiology. 2016;280(3):793-804. doi: 10.1148/radiol.2016152542

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27035179

El Prostate Imaging Reporting and Data System (PI-RADS) es un sistema de detección y clasificación de lesiones prostáticas observadas en RM. PI-RADS pretende promover una estandarización global y una disminución de la variabilidad en la adquisición, la interpretación y el informe de las exploraciones prostáticas de RM. La versión 2 del PI-RADS presenta varias mejoras y cambios con respecto a la primera versión. Así, básicamente refina los criterios en cada secuencia del estudio para puntuar entre 1-5 con el objetivo de aumentar la precisión de la lectura.

Este trabajo pretende determinar la reproducibilidad interobservador del PI-RADS versión 2 para clasificar lesiones diana. Para ello, seis radiólogos con experiencia en RM evalúan de forma retrospectiva los estudios de RM prostática procedentes de seis instituciones diferentes. A cada uno de los radiólogos se le proporcionaron 120 casos con indicación de la localización de una lesión específica por cada caso. Se realizaron las lecturas en dos sesiones, con 40 y 80 estudios por sesión respectivamente, permitiendo un periodo entre sesiones de intercambio de opiniones y discusión en grupo. Los resultados obtenidos demostraron una concordancia moderada entre los seis radiólogos para la valoración de lesiones con categoría PI-RADS 4 ó superior. En la zona prostática periférica, la reproducibilidad fue entre moderada y amplia para los hallazgos relacionados con la imagen de difusión; entre suficiente y moderada en los hallazgos relacionados con el estudio dinámico tras administrar un contraste; y suficiente en la definición de la extensión extraprostática con las imágenes potenciadas en T2. En la zona de transición, la reproducibilidad para los hallazgos relacionados con la textura de la lesión y los márgenes en las secuencias potenciadas en T2 fue muy variable. El periodo de entrenamiento que combinaba un aprendizaje individual con una discusión en grupo no mejoró de forma sustancial la reproducibilidad interobservador, mejorando únicamente el porcentaje de concordancia entre los participantes para la puntuación ≥3 en la zona de transición y con la secuencia de difusión. Entre las lesiones en las que se realizó biopsia, 17 de 37 (46%) lesiones clasificadas como PI-RADS 4 resultaron tener una puntuación de Gleason de 3+4 o mayor, sin pérdidas diagnósticas de ninguna lesión con Gleason 3+4 o mayor.  

Los autores concluyen que los radiólogos con experiencia procedentes de diferentes centros consiguen una reproducibilidad moderada usando el léxico de la versión 2 del PI-RADS. La concordancia en términos de clasificación global del PI-RADS fue algo superior en la zona periférica que en la zona de transición. Además, la concordancia también fue mayor en la categoría PI-RADS 4 o mayor, y la caracterización con esta puntuación no dejó sin diagnosticar ningún tumor Gleason 3+4 o mayor.

"4Doctors es un recurso indispensable para cualquier médico especialista"

— Dr. García Fernández   Cardiólogo especialista en imagen cardiaca