Noticias

Artículos más relevantes en medicina perinatal

· Ginecología · 15/03/17

Artículos más relevantes en medicina perinatal

Antenatal corticosteroids beyond 34 weeks gestation: What do we do now?

Kamath-Rayne BD, Rozance PJ, Goldenberg RL, Jobe AH. Antenatal corticosteroids beyond 34 weeks gestation: What do we do now? Am J Obstet Gynecol. 2016 Oct;215(4):423-30.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27342043

Llevamos ya más de 20 años empleando corticoides antenatales entre las 24-34 semanas en gestantes con riesgo de parto pretérmino. Recientemente y tras la publicación de los resultados del estudio “Antenatal Late Preterm Steroids Trial” algunos protocolos clínicos han ampliado su uso entre las 34+0 y 36+6 semanas de gestación basados en la posibilidad que dicho fármaco tenga un efecto beneficioso para los recién nacidos. No obstante, en el estudio también se presentan algunos efectos secundarios asociados al tratamiento. En este artículo de revisión, los autores repasan riesgos y beneficios de esta actitud, en un estudio crítico cuya lectura nos va a resultar de gran ayuda a la hora de tomar una decisión clínica bien informada.  

Vaginal progesterone decreases preterm birth ≤ 34 weeks of gestation in women with a singleton pregnancy and a short cervix: an updated meta-analysis including data from the OPPTIMUM study

Romero R, Nicolaides KH, Conde-Agudelo A, O'Brien JM, Cetingoz E, Da Fonseca E, Creasy GW, Hassan SS. Vaginal progesterone decreases preterm birth ≤ 34 weeks of gestation in women with a singleton pregnancy and a short cervix: an updated meta-analysis including data from the OPPTIMUM study. Ultrasound Obstet Gynecol. 2016 Sep;48(3):308-17.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5053235/

La prevención de la prematuridad es uno de los grandes caballos de batalla que actualmente tenemos en nuestra disciplina. De los tres métodos disponibles en la actualidad para la prevención de la prematuridad, probablemente el más estudiado es la progesterona. Tras la publicación del estudio OPPTIMUM, cuyos resultados han sido discutidos, en gran medida, por su diseño, Romero y cols realizan una revisión sistemática y meta-análisis de los estudios aleatorizados que comparan la progesterona vaginal versus placebo o no tratamiento en gestantes con cérvix ≤ 25 mm en la ecografía del 2º trimestre, incluyendo los datos del citado estudio. Finalmente reúne 5 estudios con 974 mujeres comprobando cómo la progesterona reduce significativamente el riesgo de parto pretérmino ≤ 34 semanas en comparación con el placebo (18.1% vs 27.5%; RR, 0.66 (IC 95%, 0.52-0.83). Además, comprueba que la progesterona vaginal reduce significativamente el riesgo de distrés respiratorio, mortalidad y morbilidad neonatal, peso neonatal <1500 g, así como la tasa de ingreso en cuidados intensivos neonatales. Y todo ello sin que hubiera diferencias en el neurodesarrollo a los dos años de edad entre ambos grupos.

Estos resultados confirman, a criterio de los autores, la utilidad y el beneficio de la progesterona vaginal en las gestaciones simples con riesgo de prematuridad y reafirman la necesidad de realizar un cribado universal en las gestaciones simples para ofrecer progesterona vaginal en aquellos casos que presenten un cérvix ≤ 25 mm.

Adjunctive Azithromycin Prophylaxis for Cesarean Delivery

Tita AT, Szychowski JM, Boggess K, Saade G, Longo S, Clark E, Esplin S et al; C/SOAP Trial Consortium. Adjunctive Azithromycin Prophylaxis for Cesarean Delivery. N Engl J Med. 2016 Sep 29;375(13):1231-41.

http://www.nejm.org/doi/pdf/10.1056/NEJMoa1602044

Se trata de estudio multicéntrico y aleatorizado realizado en 14 centros USA con 2014 gestantes en las que se practicó una cesárea con 24 o más semanas de gestación. Todas las cesáreas se realizaron intraparto o con bolsa rota. Tras la randomización, además de la profilaxis antibiótica habitual de cada centro, 1019 gestantes recibieron 500 mg de azitromicina IV y 994 placebo. En el grupo con azitromozina hubo una tasa significativamente menor de endometritis (3.8% vs. 6.1%, p=0.02), de infecciones de pared abdominal (2.4% vs. 6.6%, p<0.001) y de eventos maternos adversos (1.5% vs. 2.9%, p=0.03).

En conclusión, los autores señalan que entre las mujeres en las que se realiza una cesárea no electiva, al margen de la profilaxis antibiótica habitual de amplio espectro, la adición de azitromizina reduce significativamente la tasa de infección post-operatoria, sin que se incremente el riesgo de efectos neonatales adversos.

La pregunta y la duda que puede quedar tras la lectura de este estudio, es si la azitromicina podría tener el mismo efecto en cesáreas realizadas en gestantes con bajo riesgo de infección post-operatoria.

Relationship between vaginal microbial dysbiosis, inflammation, and pregnancy outcomes in cervical cerclage

Kindinger LM, MacIntyre DA, Lee YS, Marchesi JR, Smith A, McDonald JA, Terzidou V et al. Relationship between vaginal microbial dysbiosis, inflammation, and pregnancy outcomes in cervical cerclage. Sci Transl Med. 2016 Aug 3;8(350):350ra102.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27488896

En este estudio de cohortes retrospectivas se comparan 678 cerclajes realizados en 5 hospitales universitarios del Reino Unido. Los resultados señalan que los cerclajes realizados con material trenzado multifilamento estaban asociados con una mayor tasa de muerte intrauterina (15% versus 5%; p=0.0001) y de parto pretérmino (28% versus 17%; p=0.0006) en comparación con las suturas realizadas con material monofilamento. A raíz de estos hallazgos, los autores realizaron un estudio longitudinal prospectivo de la microbiota vaginal en mujeres de riesgo de parto pretérmino con cuello ≤25 mm que fueron cercladas con material trenzado (n=25) o con monofilamento (n=24). En las gestantes en las que se empleó material trenzado se pudo observar una mayor alteración de la microbiota vaginal con descenso de la tasa de Lactobacillus spp. y un incremento de la secreción de colagenasas y citoquinas proinflamatorias en el fluido vaginal. Por el contrario, el material monofilamento presentó un impacto mínimo sobre la microbiota vaginal.

De este trabajo se puede concluir que, sin entrar en las indicaciones y utilidad del cerclaje, aspectos de los que podríamos discutir amplia y profusamente, el empleo de material monofilamento parece que altera menos la microbiota cérvico-vaginal y sería por tanto de elección en estos casos.

"4Doctors es un recurso indispensable para cualquier médico especialista"

— Dr. García Fernández   Cardiólogo especialista en imagen cardiaca