Noticias

Artículos más relevantes en menopausia

Dra. Carmen Menéndez Ceño · Ginecología · 15/03/17

Artículos más relevantes en menopausia

American Association of Clinical Endocrinologists and American College of Endocrinology Clinical Practice Guidelines for the diagnosis and treatment of postmenopausal osteoporosis — 2016

Pauline M. Camacho, Steven M. Petak, Neil Binkley, Bart L. Clarke, Steven T. Harris, Daniel L. Hurley et al. American Association of Clinical Endocrinologists and American College of Endocrinology Clinical Practice Guidelines for the diagnosis and treatment of postmenopausal osteoporosis — 2016. Endocr Pract. 2016;22:Suppl 4;1-42.

https://www.aace.com/files/final-appendix-sept-7.pdf

La osteoporosis postmenopáusica y el aumento del riesgo de fractura constituyen un problema de salud pública creciente y de gran magnitud debido a la alta morbimortalidad asociada a las fracturas osteoporóticas, así como a sus consecuencias sociales y económicas. Este artículo aporta una de las herramientas más necesarias en el control de un problema de salud pública como es la osteoporosis postmenopáusica: unas guías o recomendaciones prácticas basadas en la mejor evidencia científica disponible, en términos no sólo de efectividad, sino también de eficiencia (impacto económico). Estas recomendaciones nos ayudan a optimizar su abordaje diagnóstico y terapéutico para reducir el riesgo de fractura en nuestra práctica clínica diaria. Los autores, de manera sencilla y clara plantean doce preguntas y sus repuestas basadas en la evidencia más sólida que se dispone hasta ahora y que sirven de guía de actuación para nuestra práctica clínica diaria: ¿cómo se diagnóstica la osteoporosis y se evalúa el riesgo de fractura? Una vez diagnosticada, ¿cuáles son los pasos a seguir más apropiados? ¿Cuáles son las medidas fundamentales para la salud ósea? ¿Quién necesita tratamiento farmacológico? Etc.

Ages at menarche and menopause and reproductive lifespan as predictors of exceptional longevity in women: the Women's Health Initiative

Shadyab AH, Macera CA, Shaffer RA, Jain S, Gallo LC, Gass ML, Waring ME et al. Ages at menarche and menopause and reproductive lifespan as predictors of exceptional longevity in women: the Women's Health Initiative. Menopause 2017 Jan;24(1):35-44.

http://journals.lww.com/menopausejournal/Fulltext/2017/02000/Age_at_natural_menopause_genetic_risk_score_in.6.aspx

Numerosos estudios han investigado la relación entre la edad de la menarquía o de la menopausia y la enfermedad cardiovascular o la mortalidad en la etapa postreproductiva pero son escasos los datos que se disponen de su relación con la longevidad (< ó > de 90 años de edad). La relevancia de este estudio prospectivo es doble: aporta información de una potencial relación entre ciertas características reproductivas y longevidad y la población incluida (Women’s Health Initiative/16.251 mujeres postmenopáusicas nacidas el 29 de Agosto de 1929 o antes con información disponible de la edad de menarquía, de la menopausia y supervivencia). Esta cohorte fue seguida hasta el 29 de Agosto del 2014 (seguimiento de hasta 21 años). El 55 % de estas mujeres llegaron a los 90 años de edad y se observó una tendencia significativa de un aumento de la longevidad en aquellas con menopausia a edades más tardías y con mayor intervalo de vida reproductiva. Las fortalezas de este estudio son los años de seguimiento (hasta 21 años), el tamaño de la muestra (16.251 mujeres postmenopáusicas) y los resultados que sugieren la importancia que tienen las características reproductivas sobre la longevidad, como la tiene con la enfermedad cardiovascular o la mortalidad. La limitación más importante es la población seleccionada (probablemente más saludable que la población general de mujer postmenopáusica y, por lo tanto, no extrapolable), lo que llaman los autores el “desgaste selectivo: mujeres que han estado en algunas de las ramas del estudio de tratamiento hormonal, observacional o de extensión, “más dirigidas o seguidas” y, por lo tanto, más “cuidadas”, tampoco aporta información de la influencia de factores genéticos o de estilos de vida, factores conocidos que influyen en la longevidad del ser humano. 

Long-term hormone therapy for perimenopausal and postmenopausal women

Marjoribanks J , Farquhar C, Roberts H, Lethaby A, Lee J. Long-term hormone therapy for perimenopausal and postmenopausal women. Cohrane Database Syst Rev, Jan 2017 DOI: 10.1002/14651858.CD004143.pub5.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmedhealth/PMH0012568/

Revisión de la Cochrane Database Syst Rev de uso de la terapia hormonal de la menopausia a largo plazo (más de 1 año de uso, durante y después del cese del tratamiento) en la prevención de enfermedades crónicas en la mujer peri y postmenopáusica (mortalidad, eventos cardiovasculares, cáncer, fracturas, enfermedad vesicular y cognición). Los autores de esta revisión incluyen 22 estudios randomizados, doble ciego, terapia hormonal versus placebo, estrógenos (orales, cutáneos o intranasales) y de, al menos, 1 año de duración recogidos en las principales bases de datos hasta septiembre del 2016 (Medline, for Cochrane Gynaecology and Fertility Group Trials Register, Cochrane Central Register of controlled Trials,…). El estudio WHI (prevención primaria cardiovascular 1998) y el estudio HERS (prevención secundaria cardiovascular 1998) fue la fuente principal de esta revisión. De un total de 43.637 mujeres peri y postmenopáusicas estudiadas, cerca del 70 % pertenecían a estos dos estudios; la mayoría de ellas eran postmenopáusicas con una edad media de 60 años. Los resultados de esta extensa revisión concuerdan con la evidencia actual: la terapia hormonal de la menopausia no debe ser indicada como tratamiento preventivo de enfermedades crónicas y es el tratamiento de elección de los síntomas menopáusicos. Las principales limitaciones son: edad media alta (60 años, postmenopausia tardía, con morbilidades asociadas), sólo el 30% de la población estudiada estaba en el tramo de edad de 50-59 años (etapa típica de síntomas menopáusicos, cierta evidencia de efectos neutros o favorables en el campo cardiovascular) e insuficiencia de datos en perimenopausia y postmenopausia temprana.

Association of Age at Menopause With Incident Heart Failure: A Prospective Cohort Study and Meta-Analysis

Duke Appiah, Pamela J. Schreiner, Ellen W. Demerath, Laura R. Loehr, Patricia P. Chang, Aaron R. Folsom. Association of Age at Menopause With Incident Heart Failure: A Prospective Cohort Study and Meta-Analysis. J Am Heart Assoc. 2016. DOI http://dx.doi.org/10.1161/JAHA.116.003769.

http://jaha.ahajournals.org/content/5/8/e003769

El estudio ARIC (Atherosclerosis Risk In Communities) con una media de seguimiento de 21 años fue el sustrato de este estudio de cohortes observacional prospectivo que investigó la posible asociación inversa entre la edad de la menopausia y la insuficiencia cardiaca incidental (ICI). Un metaanálisis de estos resultados junto a otros dos estudios prospectivos recientes (Swedish Mammography Cohor y Multi-Ethnic Study of Atherosclerosis) también fue llevado a cabo. Si bien la evidencia científica disponible es consistente de un aumento del riesgo cardiovascular si la edad de la menopausia se adelanta (< 45 años de edad), no es así su relación con la insuficiencia cardiaca incidental. Se recogieron los datos de 5629 mujeres postmenopáusicas del estudio ARIC (edad media de 56 años de edad, 26% con ooforectomía bilateral). El seguimiento medio fue de 21,4 años y se registraron 965 casos de ICI. Los HR de ICI categorizados por edad de menopausia ( <45, 45-49,50-54 y 55 años) fueron de 1,32, 1,17, 1 ( referencia normal) y 1,12 respectivamente. Se observó que las mujeres que alcanzaron la menopausia antes de los 45 años tenían un riesgo mayor de ICI que aquellas que llegaron a ella después de los 45 años de edad (HR 1,20, 95% IC 1.01-1,43). En el metaanálisis realizado (3568 casos) se encontró también un mayor riesgo de ICI en las mujeres con menopausia temprana versus aquellas con menopausia más tardía. El gran tamaño de la muestra de este estudio prospectivo, la evaluación minuciosa de los factores de riesgo de ICA en cada una de las 5 visitas durante el largo periodo de seguimiento, la definición conservadora de la edad de la menopausia (última menstruación dos años o más) junto al metaanálisis realizado confieren la relevancia de este estudio. El registro de la edad de la menopausia (informado por la mujer), registros sólo hospitalarios y la ausencia de información sobre el grado de ICI son sus principales debilidades. Los autores encuentran que las mujeres con menopausia temprana tenían un riesgo algo mayor de ICI y que sería deseable reforzar la implementación de medidas saludables cardiovasculares en estas mujeres.

Vulvar and vaginal atrophy as wiewed by the Spanish REVIVE participants: symptoms, management and treatment percepctions

S. Palacios, M.J. Cancelo, C. Castelo Branco, P. Llaneza, F. Molero, R. Sánchez Borrego. Vulvar and vaginal atrophy as wiewed by the Spanish REVIVE participants: symptoms, management and treatment percepctions. Climacteric Jan 2017. DOI http://dx.doi.org/10.1080/13697137.2016.1262840.

http://www.tandfonline.com/doi/full/10.1080/13697137.2016.1262840

El estatus hormonal de la etapa reproductiva (hipoestrogenismo) condiciona una serie de cambios en el tracto genitourinario (anatómicos y fisiológicos). La atrofia genitourinaria no es un problema banal que puede repercutir en la calidad de vida de la mujer postmenopáusica que lo sufre. Sin embargo, se dispone de poca información real sobre el impacto real de la atrofia vulvovaginal y existe necesidad de profundizar sobre este problema de salud. El objetivo de la encuesta REVIVE (Real Women’s Views of Treatment Options for Menopausal Vaginal ChangES in EUrope) realizada “on line” en 4 países de la Unión Europea (Italia, Alemania, Reino Unido y España) fue el de profundizar sobre el conocimiento y percepciones de este problema entre las mujeres de estos países así como sus experiencias, demandas, interacción con los profesionales de la salud y su “feedback”. Este artículo es un análisis post-hoc de la población femenina española integrante del REVIVE (768 mujeres postmenopáusicas). La sequedad vaginal (81%) y la dispareunia (80%) fueron los síntomas más frecuentes. El impacto sobre la esfera sexual (satisfacción, relación de pareja, espontaneidad ) fue evidente, la actividad sexual se redujo en un 33% como consecuencia de la atrofia vulvovaginal (el 71% de las participantes con parejas eran sexualmente activos). La demanda por estos síntomas a su cuidador de salud fue pobre, y la mayoría utilizaban preparados vaginales de venta libre (62%). Las mujeres que habían demandado ayuda a su médico tenían el doble de posibilidades de ser tratadas con preparados más eficientes, como estrógenos locales (66 % frente al 33%).

Fortaleza: este estudio revela la necesidad de obtener mejores enfoques clínicos y terapéuticos de la AVV y de la importancia de la discusión de los síntomas con los profesionales de salud en su mejoría o resolución.

Limitación: datos derivados de auto cuestionarios electrónicos (rellamadas, respuestas subjetivas…).

"4Doctors es un recurso indispensable para cualquier médico especialista"

— Dr. García Fernández   Cardiólogo especialista en imagen cardiaca