Introducción

Ante un paciente que ha padecido un síncope, las recomendaciones más actuales contemplan la necesidad, en primer lugar, de instaurar los medios clínicos y complementarios necesarios para intentar conocer la causa del mismo.

Los protocolos de Diagnóstico Cardiovascular Inmediato, Acto Único o Alta Resolución persiguen la atención temprana de problemas de salud cardiovascular que se sospechan especialmente amenazantes para la esperanza o calidad de vida del paciente. El síncope es uno de ellos. La obtención y demostración de un trazado electrocardiográfico marcadamente alterado indica, sin margen apenas de duda, una causa cardiaca del cuadro.

 
Dr. Marcos-AlbercaVer perfil
 

Contenidos relacionados