El dolor es una «sensación molesta y aflictiva de una parte del cuerpo por causa interior o exterior». Las sociedades científicas que se dedican al estudio y tratamiento del dolor, como la International Association for the Study of Pain (IASP) tratan de profundizar en el término, y lo definen como «una experiencia sensorial y emocional desagradable, asociada con daño tisular real o potencial, o descrita en términos de tal daño».

El dolor pélvico crónico (DPC) presenta matices peculiares, y se puede definir como «aquel dolor no cíclico, de al menos 6 meses de duración, localizado en pelvis anatómica, zona lumbosacra, nalgas, pared abdominal anterior o por debajo de ombligo, que es lo suficientemente severo para causar incapacidad funcional o buscar atención médica» (definición del ACOG).

Contenidos relacionados