La arteriosclerosis es la principal causa de enfermedades cardiovasculares en nuestro medio y, en consecuencia, dicho proceso está detrás de la primera causa de muerte en el mundo occidental. Aunque la proporción es variable en función de sexo y edad, en nuestro medio, aproximadamente entre un 30 % y un 40 % de todas las muertes que se producen son debidas a las enfermedades cardiovasculares. Aunque en los últimos años se ha producido un descenso en las tasas de mortalidad, muy especialmente de la enfermedad cerebrovascular, aunque también de la coronaria y consecuentemente de la mortalidad global de origen cardiovascular, las tasas de morbilidad hospitalaria se han incrementado sustancialmente. En el fondo de estas variaciones se encuentran los cambios en la prevalencia, tratamiento y control de los distintos factores de riesgo cardiovascular, así como las mejoras en los procesos asistenciales de los síndromes clínicos por arteriosclerosis.

Este curso pretende responder dotar de las competencias y conocimientos necesarios para poder llevar a cabo una intervención integral de los factores de riesgo cardiovascular de los pacientes en la práctica clínica.

Contenidos relacionados