La ecografía es una modalidad de diagnóstico por imagen accesible e inocua, que puede resultar de gran utilidad en la Medicina Estética y otros campos. Cuanta información obtengamos de ella dependerá de la comprensión que tengamos de la técnica y de su semiología.

Las ventajas son evidentes: una técnica inocua de aplicación directa, rápida y sin complicaciones que ofrece información sobre sucesos que solo intuimos superficialmente.

Sin embargo, la técnica es operador dependiente, es decir, depende de los conocimientos del operador para obtener mayor o menor información de las imágenes.

Por lo tanto, requiere un aprendizaje que aúna un conocimiento de los principios físicos y los conceptos básicos de la ecografía general y los conocimientos dermatológicos que se requieren para el estudio y tratamiento de las enfermedades de la piel y los anejos.

Este curso pretende  ser una introducción a los profesionales médicos que desean adquirir las bases necesarias para implementar esta técnica en su práctica clínica habitual.

Contenidos relacionados