La diabetes mellitus (DM) es una patología que afecta de forma creciente a una parte importante de la población general, según estudios recientes (Diabetes@es). La afectación renal en el diabético —nefropatía diabética— ha cambiado sus formas histológicas, pero sigue siendo importante. Hasta un 40% de los pacientes con DM padecerá enfermedad renal en alguna de sus diversas formas, y de estos pacientes, un porcentaje significativo desarrollará ERC avanzada estadio 5 KDOQI que requerirá tratamiento sustitutivo renal (TSR).

Dicho tratamiento implica un gran coste económico y social, así como sufrimiento para el paciente y para sus familiares. Los datos epidemiológicos de estudios variados muestran que aún estamos lejos de frenar esta auténtica epidemia. El registro anual de la Sociedad Española de Nefrología (S.E.N.) del año 2011 muestra que la DM sigue siendo la primera causa de ERC estadio 5 KDOQI, ya que un 24,97% de los pacientes que iniciaron ese año TSR tenían la DM como causa de la ERC.

Dados estos antecedentes, es prioritaria una puesta al día respecto al diagnóstico precoz de la diabetes y de la enfermedad renal en el enfermo diabético, así como en relación con el conocimiento de los factores de progresión de la lesión vascular y renal y el manejo multifactorial y multidisciplinar de los mismos.

Contenidos relacionados