La enuresis nocturna es un problema frecuente en Pediatría. Diferentes estudios sitúan la prevalencia a los 10 años en el 7.5%, disminuye con la edad pero puede persistir a partir de los 15 años en un 1-3% de la población. La percepción en los últimos años es que han aumentado las consultas por enuresis y la realidad contrastada por diversos trabajos es que los padres consultan más por esta sintomatología y a una edad más precoz. El tipo más frecuente es la Enuresis Nocturna Monosintomática (ENM) y puede abordarse con éxito en Atención Primaria.

El curso está dirigido a pediatras, residentes de pediatría, diplomados en enfermería y profesionales en general del ámbito sanitario pediátrico. El objetivo principal del curso es ofrecer al alumno los conocimientos y el material necesarios para ayudar a resolver la ENM de manera sencilla.

Es muy importante trabajar la adquisición de buenos hábitos miccionales y deposicionales en todos los niños desde edades tempranas y preguntar por la enuresis en las revisiones del niño sano, para realizar una detección precoz y evitar así posibles repercusiones emocionales. Explicaremos aquellos casos en los que la tasa de resolución espontánea es elevada y aquellos que dificilmente se resolverán y deben ser tratados. El tratamiento será siempre individualizado, basado en los resultados del diario miccional para escoger el tratamiento con mayor posibilidad de éxito y siempre consensuado con el niño y la familia.

Los cuatro pilares del tratamiento de la ENM son la corrección de hábitos diurnos, la terapia motivacional, la realización del diario miccional y la elección del tratamiento de forma individualizada. El papel de enfermería es clave en su resolución y complementa la atención de la enuresis con promoción de la continencia, a través de la educación terapéutica y la atención integral centrada en el niño y la familia.

El curso incluye una primera parte teórica, seguida de la resolución de casos clínicos prácticos en que el alumno aprenderá a interpretar el diario miccional y a escoger el tratamiento más indicado según el mecanismo patogénico principal.

Contenidos relacionados