El estreñimiento funcional es una patología muy frecuente en la edad pediátrica que motiva múltiples consultas al pediatra y al gastroenterólogo infantil.

Sólo en un 5-10% de los casos obedece a una causa orgánica.

Cuando es crónico, se convierte en un verdadero problema para el propio niño y su familia que viven esta situación con gran ansiedad interfiriendo en su calidad de vida.

Hoy día se considera un concepto clínico y es fundamental el conocimiento de su fisiopatología.

El diagnóstico, basado fundamentalmente en la historia clínica y en la exploración física, nos hace más fácil su manejo en las consultas de atención primaria y es fundamental para realizar un correcto tratamiento.

El manejo terapéutico debe ser multidisciplinar, abordando el problema de manera individualizada.

Contenidos relacionados