Introducción

La hiperplasia benigna de próstata (HBP) es la patología urológica benigna más frecuente, que afecta aproximadamente al 50% de los hombres de 50-60 años y va aumentando con la edad.

Los pacientes con HBP a menudo presentan aumento del tamaño prostático y  problemas para el vaciado vesical o ambos. Este aumento de tamaño prostático está asociado a síntomas del tracto urinario inferior (STUI), así como a posibles complicaciones tales como retención aguda de orina (RAO) e infecciones de orina, lo que supone un impacto significativo en la calidad de vida de estos pacientes.

El tratamiento de elección en estos pacientes con síntomas del tracto urinario inferior moderados o severos es farmacológico, existiendo en la actualidad diversos fármacos, tales como alfabloqueantes, inhibidores de la 5 alfa reductasa y anticolinérgicos, así como una combinación de estos; sin embargo, no está exento de efectos secundarios y además puede ser inefectivo a medio-largo plazo.

En la actualidad, la resección transuretral de próstata (RTU), es el “Gold Standard” en el tratamiento de pacientes con STUI moderados-severos, que no responden a tratamiento farmacológico y que tienen un volumen prostático < 80-100 gramos. Existen también otras técnicas más o menos invasivas como la cirugía abierta (adenomectomía), o la enucleación prostática con láser Holmium (HoLEP), entre otras; sin embargo, estas técnicas invasivas no están exentas de complicaciones, tales como: hematuria, incontinencia urinaria, eyaculación retrógrada o estenosis uretral, entre otras.

 
Dr. Saturnino Napal LecumberriVer perfil 
 
Dra. de Ocáriz GarcíaVer perfil 

Contenidos relacionados