Las infecciones urinarias suponen uno de los motivos más frecuentes para solicitar asistencia médica. Se estima que más de la mitad de las mujeres van a requerir tratamiento médico por cistitis aguda. Además, en ocasiones se presentan infecciones de orina de repetición, que van a afectar de forma importante la calidad de los pacientes y cuyo manejo no siempre es sencillo. Por otro lado, el extensivo uso de antibióticos en estos cuadros ha conllevado la aparición de resistencias antibióticas. Se trata de un problema preocupante, ya que la aparición de patógenos multirresistente es un problema de la máxima relevancia en la actualidad, teniendo repercusión tanto a nivel de la comunidad como hospitalario (1,2).

Por otro lado, existen medidas no antibióticas que son de utilidad en el manejo de las infecciones urinarias; las cuales son revisadas, indicando su nivel de evidencia.

Pretendemos un análisis por cuadros clínicos con un enfoque práctico con especial atención en las pruebas diagnósticas recomendadas y las indicaciones de tratamiento.

Contenidos relacionados