Introducción

El aneurisma cerebral es una protrusión en la pared  de una arteria que condiciona la formación de un saco de paredes adelgazadas (“aneurisma sacular”).  La zona de unión del saco con la pared arterial se denomina cuello y la relación entre el saco y el cuello va a determinar las opciones de tratamiento.

Los aneurismas suelen detectarse tras su ruptura, condicionado una hemorragia subaracnoidea. De hecho, la mayoría de las hemorragias subarancoideas se producen por la ruptura de un aneurisma intracraneal. Se calcula que es la causa del 0.5% de todas las muertes. Hasta un 10% de los pacientes fallece antes de acceder al sistema sanitario.

Los distintos tratamientos que se pueden aplicar, las técnicas de imagen que se emplean para su control o la evolución de otras malformidades vasculares cerebrales, son algunos de los aspectos en los que se profundizarán en esta recomendación de experto.

 
Dr. Aparici RoblesVer perfil
 

Contenidos relacionados