Introducción

El envejecimiento cabe interpretarlo, pues, como un deterioro que afecta, de manera diferente y variable, a las características estructurales y a la capacidad de funcionamiento y de adaptación. Envejece la piel o la composición corporal, y se percibe. Y envejecen los distintos órganos, tejidos y funciones, y esto ya se percibe menos, de hecho sólo se percibe cuando el nivel de deterioro es ya muy avanzado o la capacidad de adaptación se ve mermada.

 
Dr. Castillo GarzónVer perfil
 

Contenidos relacionados