Introducción

Las enfermedades cardiovasculares (ECV) continúan siendo la principal causa de morbilidad y mortalidad en el mundo, también en pleno siglo XXI, de ahí que su prevención sea un objetivo prioritario para la mayoría de gobiernos e instituciones. Como el 80% de riesgo de sufrir estas enfermedades se atribuye a malos hábitos de vida, las recomendaciones de los gobiernos y la mayoría de sociedades científicas abogan por una promoción de un estilo de vida saludable como primera medida para reducir la carga de enfermedad relacionada con la arteriosclerosis, la base fisiopatológica de las principales ECV. En este contexto, los tres principales factores a corregir son el seguimiento de una dieta poco saludable, la poca o nula actividad física y el tabaquismo.

 
Dr. Estruch Riba Ver perfil
 

Contenidos relacionados