Introducción

La infección del tracto urinario (ITU) es una de las infecciones bacterianas más frecuentes en la infancia, con una prevalencia que oscila entre el 1,7 y el 3,6% en niños y el 8,4 y el 11,3% en niñas, según diferentes estudios. En los 6 primeros meses de vida es más frecuente en varones, produciéndose un incremento progresivo en niñas a partir del año de vida.

Se calcula que cerca del 50% de los lactantes con infección urinaria febril presentan afectación renal. De estos, hasta un 20% pueden desarrollar cicatrices en el parénquima renal. Según la extensión y gravedad de estas cicatrices puede desarrollarse hipertensión arterial, proteinuria e incluso insuficiencia renal. De ahí la importancia de un correcto diagnóstico, ya que se ha demostrado que un tratamiento precoz disminuye la posibilidad de daño renal permanente.

Dr. García GarcíaVer perfil

Contenidos relacionados