El tratamiento del cáncer de la mama es multidisciplinar, es decir, precisa la combinación de diversas modalidades terapéuticas para conseguir un control eficaz de la enfermedad.

El tratamiento primario del cáncer de mama en estadio localizado es la cirugía.

Se considera que el tratamiento quirúrgico estándar en cáncer de mama temprano, localizado y operable es:

  • Cirugía conservadora (lumpectomía o tumorectomía) y biopsia selectiva del ganglio centinela con o sin linfadenectomía axilar.
  • Mastectomía radical modificada (cirugía de la mama completa y disección de los niveles ganglionares I y II) con o sin reconstrucción y biopsia del ganglio centinela con o sin linfadenectomía axilar.

De manera general, la presencia de carcinoma de mama inflamatorio, la presencia de enfermedad multifocal y los antecedentes de determinadas enfermedades del tejido conectivo son contraindicaciones de la cirugía conservadora.

En adecuada indicación, la supervivencia parece ser equivalente según ha quedado establecido tras varios ensayos clínicos y estudios retrospectivos.

Contenidos relacionados